Autismo

El neurofeedback aplicado al autismo

 
En los últimos 50 años se ha observado una creciente prevalencia mundial del autismo. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, a nivel de estudios epidemiológicos, se calcula que 1 de cada 160 niños se encuentran dentro del espectro. Sin embargo, en la clínica diaria y en estudios controlados se aprecia una mayor incidencia. 
 
El autismo en un trastorno del neurodesarrollo, en el que se manifiestan síntomas como hipersensibilidad auditiva o táctil, dificultad en el lenguaje comprensivo y/o expresivo, dificultades en las relaciones sociales, intolerancia a los cambios (prefieren las rutinas), inatención, entre otros. Se ha evidenciado que en el cerebro de la persona con autismo existen alteraciones así como dificultad en la conexión entre los hemisferios cerebrales. El cerebro funciona como una orquesta armónica, cuando hay un desequilibrio se rompe la armonía, manifestándose a través de distintos síntomas. ¿Qué podemos hacer para devolverle la armonía al cerebro?
 
El Neurofeedback es un entrenamiento de gimnasia cerebral, no invasivo, que ayuda a las personas con autismo a regular sus ondas cerebrales, establecer mejores conexiones neuronales, lo que a su vez, las ayuda a procesar mejor la información que proviene del medio ambiente y disminuir los síntomas. En otras palabras, les ayuda a autorregular el cerebro y incrementar su bienestar.
 
Beneficios del Neurofeedback en el autismo:
Mejora la capacidad socializar
Mejora el lenguaje comprensivo y expresivo
Inicia y mejora el juego simbólico
Mejora la comprensión y el seguimiento de instrucciones
Mejora la hipersensibilidad táctil y auditiva
Mejora la atención y la concentración
Mejora la rigidez 
Regula el sueño
 
Go to top