Psicología clínica

Psicología Clinica - Psicoterapia

La psicología clínica en la actualidad exige, más que nunca, la formación continúa y estar al día de los recientes y fascinantes avances de las neurociencias y cómo éstos se traducen en técnicas prácticas para facilitar que las personas recuperen con eficacia y, lo antes posible, su salud psicológica.

En cuanto a la atención a adultos, estamos especializados en psicopatología como la ansiedad, la depresión, las fobias, los cuadros de estrés, entre otros y, sobre todo, el tratamiento de las consecuencias del trauma psicológico.

Las situaciones traumáticas como tener un accidente, ser agredido, sufrir la muerte súbita de alguien, etc., puede ser un suceso crítico que nos cueste digerir. Cuando esto pasa, se pueden dar una diversidad de síntomas como la angustia, problemas para dormir, estar continuamente sobresaltados, flash-backs (revivir fragmentos de la situación), no poder te quitar una imagen de la cabeza, sensación de estar en una nube, bloqueo. Estos son algunos de los síntomas del estrés postraumático. Hay que tratar estos cuadros para ayudar al sistema nervioso a procesar la información que ha quedado bloqueada.

Otras veces no hay un trauma puntual y único, sino situaciones difíciles, complejas, que han generado mucho sufrimiento y se han producido de forma crónica. Pueden ser situaciones de negligencia y abandono o de maltrato. Sobre todo, cuando esto está ligado a las figuras vinculares básicas (los padres), puede desestabilizar a la persona creando una estructura de carácter compleja, llena de defensas y heridas no resueltas que pueden provocar problemas graves como depresiones crónicas, trastornos psicosomáticos, adicciones, trastornos de la alimentación, entre otros. Entonces, el tratamiento es más complejo y largo, pero el curso suele ser muy positivo. En casos intermedios como el hecho de que el entorno familiar fue correcto, pero la persona sufrió algún acoso en la escuela por parte de compañeros, también puede dejar una herida importante que dificulte, años después, un desarrollo personal y profesional correctos.

Todo lo que no hemos digerido en el transcurso de la vida, por años que haga que ya ha pasado, continúa vivo, presente y provoca malestar clínico, dificultades o bloqueos.

¡No es el tiempo que cura todo, sino lo que hagas con el tiempo!

Go to top