amor

Un día, te descubres con el corazón en un puño, el estómago hecho un nudo y una pena en el pecho que se va también apoderando de tu garganta, poco a poco, como si tuviera una pelota oprimiéndola y que necesitara explotar. Ahora, la comida, los amigos, las aficiones y el resto de cosas en general dejan de tener valor, y recuerdas que también dejaste de darle valor a todo un tiempo atrás, pero el sentimiento era opuesto, estabas enamorado/a, obsesionado/a, ilusionado/a. Ahora, todo acabó y la soledad te recuerda que lo que ocurrió fue real y ya no es.

Subscriure a RSS - amor
Go to top